El punto medio de la educación: Dictado de clases y Videollamadas

MUCHOS ESTUDIANTES RETORNARON A CLASES EN LA MODALIDAD SEMI-PRESENCIAL
El punto medio de la educación: Dictado de clases y Videollamadas

Redacción: CLC

LA CONTROVERSIA 

A medida que se ha ido apresurando el proceso de vacunación en todo el mundo, se ha retornado, de manera progresiva, a diversas actividades económicas y de entretenimiento con los debidos protocolos de seguridad como el uso adecuado de las mascarillas, distanciamiento social, carnet de vacunación, aforo permitido, etc. Sin embargo, una de las actividades más aclamadas en todo el mundo fue el retorno a clases presenciales en diversos centros de educación básica y educación superior; pues si para actividades de entretenimiento y económicas como lo es la reapertura de restaurantes, casinos, bares, conciertos, estadios de deporte; etc., hubo luz verde de los gobiernos como estrategia para la reactivación de la economía, ¿y la educación para cuándo? Fue la pregunta más concurrida por muchos padres de familia; ya que, tras dos años de pandemia, el desarrollo educativo de sus hijos, si bien es cierto puede adaptarse a la modalidad virtual gracias al dinamismo de los profesores en plataformas como Zoom, Meet, uso de diapositivas, material audiovisual, etc., muchos consideran que existe aún barreras que permitan acostumbrarnos a una educación a distancia al 100%. 

BIENVENIDA A LOS CONTENIDOS AUDIOVISUALES 

Por otro lado, los docentes con la llegada del coronavirus tuvieron que actualizar sus metodologías de enseñanza y trasladarlas a sus ordenadores junto con muchas herramientas digitales que colaboraron a transmitir el contenido de sus clases de la manera más dinámica posible e incluso, muchos de ellos se vieron interesados por “la magia del internet”; ya que empezaron a crear espacios en los cuales emitían material didáctico de origen audiovisual que hacían más amenas sus clases y complementaban los aprendizajes de los alumnos con la ventaja de la repetición de contenido; aquello con lo que aún no cuenta la modalidad en las aulas. El ingeniero civil y docente Julio Gallegos, conocido por su canal de YouTube “Julioprofe” que cuenta con más de 5 millones de suscriptores, en exclusiva para Cámara Latinoamericana de Comercio, dio a conocer las ventajas de la educación a distancia en principio, por los riesgos que esto significan para la salud de las personas al trasladarse hacia su centro de estudios; ya que la pandemia aún no ha llegado a su fin. “Nos tocó trasladarnos a la modalidad remota y usar herramientas tecnológicas con los alumnos, algunas nuevas y otras que ya existían. Yo pienso que fue algo positivo, porque se demostró que se puede aprender de otra manera, así como fue lo del teletrabajo”, señaló. Por otro lado, también resalta los contenidos didácticos que se puede emitir desde videos de enseñanza; ya que los estudiantes tienen diversas maneras de aprender, lo que muchas veces no se puede realizar en la modalidad presencial porque los niños pueden no entender las clases debido a diversos motivos como “que el profesor no muestra muchas imágenes o que corre muy rápido con las clases por el tiempo”. Por ello, el contenido audiovisual puede ser muy provechoso; ya que se puede repetir las veces que uno quiera. 

EDUCACIÓN EN ENSEÑANZA A DISTANCIA PARA LOS DOCENTES 

Si bien es cierto en las clases presenciales antes de la llegada de la pandemia, los colegios empezaron a implementar tecnología en las aulas como las salas de cómputo o proyectores, aun predominaba la manera tradicional de enseñanza con pizarras, plumones y el uso de hojas aplicativas. Sin embargo, tras muchos cambios en la coyuntura mundial, todos los docentes han tenido que adaptarse a la nueva modalidad virtual de enseñanza que implica manejo de plataformas de videollamada como Zoom o Google Meets, aulas virtuales como el Classroom u otras plataformas propuestas por las instituciones educativas para no parar con el dictado de clases y hacerlo de la manera dinámica posible para lograr los objetivos de aprendizaje. Por ello, Gallegos considera necesario la inclusión de cursos de herramientas digitales para los futuros docentes que ejerzan dicha profesión ante la actual combinación de la virtualidad con la presencialidad en un contexto de pandemia. “No sabemos lo que puede pasar más adelante y el profesor que no esté sintonizado con el uso de estas tecnologías va a padecer muchísimos”, señaló. Además, es necesario que los estudiantes de educación aprendan sobre programas para edición de audio y de video y así darles la oportunidad que abran su propio espacio para la enseñanza virtual como complemento para los estudiantes, así como que se nutran de contenido digital audiovisual. 

Para que un docente pueda incursionar en la plataforma digital, “Julioprofe” también dio algunas recomendaciones, la principal de todas es el quitarse el miedo al “qué dirán” y quitarse las predisposiciones negativas que se tienen antes de lanzar un canal de YouTube; ya que lo novedoso muchas veces puede generar temor por los riesgos que se toma, pero que el resultado será satisfactorio. “Yo pienso que si estamos haciendo educación no debemos sentirnos avergonzados, sino sentirnos orgullosos que generaremos contenidos que ayudará a muchas personas”, resaltó. También señaló que otros pilares principales son la cámara, el enfoque y estar en un ambiente silencioso donde no haya distractores para que se centre la atención de los alumnos. Por otro lado, Gallegos también recomendó estar preparados para la crítica porque no siempre a todos les agradará el trabajo audiovisual que se realiza pero lo importante es enfocarse en la retroalimentación positiva que ayude a mejorar los contenidos y evitar concentrarse en comentarios que no aporten al trabajo. 

PUNTO DE EQUILIBRIO

Sobre si la educación presencial prevalece sobre la educación virtual y por eso las personas tienen tanta urgencia que se retorne a las aulas, Julio aseguró que en la actualidad se tiene que encontrar un punto medio entre lo presencial y lo virtual; ya que, si lo virtual puede beneficiar a los alumnos con la repetición de la información, lo presencial tiene el contacto directo que una computadora no podría llegar a brindar. Estas dos se complementan y no deberían abandonarse el uno por el otro. 

Finalmente, sobre la educación superior, Julio recomendó que en las empresas se den cursos de especialización que no se pudieron llevar durante la formación profesional en pandemia; ya que los alumnos no deberían lidiar con el rechazo de los trabajos por no haber llevado talleres de formación debido a las restricciones de la virtualidad en sus centros de estudios.