Empresas españolas aumentarán inversiones en América Latina

País europeo planea incrementar en un 77% negocios en México, Colombia, Perú y Brasil
Redacción: Viviana Regalado

El XIV Informe del Panorama de Inversión Española de Iberoamérica anunció que las empresas españolas que poseen inversiones en América Latina plantean incrementarlas en un 77% respecto a este año. 

“Muchas de las inversiones que estaban previstas para el 2020 se pausaron y se han desplazado para 2022, lo que explica el crecimiento de ese porcentaje”, indicó a Forbes Juan Carlos Martínez, profesor de la IE University. “Algunos de los países pueden verse beneficiados por el alza de las materias primas, pero esto afectará a otros que tienen que importar cosas”, resaltó. 

Dentro de los principales países donde se plantea incrementar la inversión están México, Perú, Brasil, Chile y Colombia, siendo México el país estrella, pues se encuentra el mayor número de empresas instaladas. El interés del país europeo en el nuevo continente se debe a las fuertes ventajas competitivas que América Latina ofrece en el mercado interno (64%), la competitividad (36%), la ubicación geográfica ventajosa (28%), los acuerdos de libre comercio (23%), el acceso a materias primas (25%) y la mano de obra cualificada (31%).

Según los resultados, solo se planteaba incrementar un 65% este año. Además, tan solo un 20% de las figuras españolas prevé mantener las inversiones actuales y solo 3% las disminuirá, puesto que las firmas ibéricas consideran que las principales amenazas para las inversiones son la inestabilidad política (27%), la desaceleración económica (19%), la inseguridad jurídica (18%), el tipo de cambio (16%), la inseguridad ciudadana (11%) y las infraestructuras deficientes (8%).

Ante ello, José Antonio Llorente, socio fundador de la firma de consultoría LLYC pidió calma a los inversionistas, ya que dichos cambios políticos significan un desarrollo y madurez en la población. “Es un contexto de entender mejor a la ciudadanía. América Latina hace bien con exigir compromisos de largo plazo y precios competitivos a los inversores. Hacen bien los inversores en exigir estabilidad jurídica. Pero Latinoamérica no solo tiene que buscar las mejores ofertas económicos, sino también compromisos de largo plazo. Mientras que los inversores deben entender un compromiso con el desarrollo”, señaló. 

Además, la representante encargada en Europa del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), María Jimena Duran, resaltó las riquezas de la región que puede convertirse en una matriz energética mundial, debido a que cuenta con el 67% de las reservas de litio y el 39% de las de cobre, un gran potencial de cara a las energías del futuro. “También poseemos grandes reservas de petróleo y de gas, lo que permitirá que la transición sea más fácil”, comentó Duran. “Estamos ante la reingeniería de todas las empresas latinoamericanas. España tiene el conocimiento técnico y las curvas de aprendizaje en la región. Estamos progresando a regulaciones más claras y tenemos muchas cosas por hacer”, finalizó.