¿Por qué aprender un nuevo idioma?

Redacción: Sonia Arias

La globalización ha hecho que durante estas últimas décadas las personas estén más conectadas entre sí. Por lo que es altamente probable que en cualquier ambiente presencial o virtual se encuentren personas que hablen distintos idiomas y sean de diferentes culturas. A medida que todos estemos conectados, se vuelve necesario aprender a hablar un nuevo idioma y este no tiene que ser necesariamente inglés. Aunque se recomienda principalmente aprender la lengua universal, también hay varias opciones que son interesantes. Entonces, ¿cuáles son las razones para aprender un nuevo idioma?

Éxito laboral y personal

En el siglo XXI tener un segundo idioma ayuda al éxito de una persona desde el mercado laboral o corporativo hasta el consumo personal. Esto se debe a que la comunidad mundial se ha vuelto interdependiente y en la actualidad se buscan estos estudiantes y trabajadores por su mayor rendimiento académico. 

Pensar fuera de la caja

El aprender un nuevo idioma no solo significa ser capaz de entender la gramática y vocabulario sino que también se debe tomar en cuenta la cultura. En ese sentido, al hablar un nuevo idioma te permite abrir horizontes y comprender de mejor manera un punto de vista basado en él.

Ser multitasking

Según estudios realizados para la Universidad Estatal de Pensilvania, las personas que son bilingües pueden superar en multitasking a las personas que solo hablan un idioma. Pues, naturalmente son capaces de trabajar en diversas actividades simultáneamente. 

Mejora la memoria

Estimula el cerebro y lo ejercita, es por esa razón que las personas que saben más de un idioma son capaces de retener mejor la información a largo y corto plazo. Además, evita el deterioro cognitivo y el envejecimiento mental. Estudios recientes demostraron que estas personas no presentan o presentan tardíamente los primeros signos de la enfermedad de Alzheimer y demencia. 

Esto quiere decir que aprender un nuevo idioma permite un desarrollo no solo profesional sino que también personal que beneficia de por vida a la persona. Y aunque sea un proceso que demore cierto tiempo y se necesite de constante ejercitamiento, sus beneficios realmente valen la pena.